Genre not found
Artist not found
Album not found
Song not found

La Llorona
Chavela Vargas Lyrics


Todos me dicen el negro, llorona
Negro pero cariñoso
Todos me dicen el negro, llorona
Negro pero cariñoso
Yo soy como el chile verde, llorona
Picante pero sabroso
Yo soy como el chile verde, llorona
Picante pero sabroso

Ay de mí, llorona
Llorona, tú eres mi chunca
Ay de mí, llorona
Llorona, tú eres mi chunca

Me quitarán de quererte, llorona
Pero de olvidarte nunca

Salías del templo un día, llorona
Cuando al pasar yo te ví
Salías del templo un día, llorona
Cuando al pasar yo te ví

Hermoso huipil llevabas, llorona
Que la virgen te creí
Hermoso hipil llevabas, llorona
Que la virgen te creí

Si porque te quiero quieres, llorona
Quieres que te quieres más
Si porque te quiero quieres, llorona
Quieres que te quieres más
Si ya te he dado la vida, llorona
¿Qué mas quieres?
¿Quieres más?

Si porque te quiero quieres, llorona
Quieres que te quiera más
Si porque te quiero quieres, llorona
Quieres que te quiera más
Si ya te he dado la vida, llorona
¿Qué más quieres?
¿Quieres más?

Lyrics © Peermusic Publishing
Written by: Luis Martinez Serrano

Lyrics Licensed & Provided by LyricFind
To comment on specific lyrics, highlight them
Most interesting comments from YouTube:

Irvin Cuellar

Historia de la llorona zapoteca.

La llorona es una canción zapoteca escrita y nacida en la comunidad zapoteca del istmo de Tehuantepec, Oaxaca.
Cuenta la historia que un joven de Tehuantepec fue a una fiesta en la comunidad vecina llamada Juchitan y ahí conoció a una chica tan hermosa que salía de la iglesia vistiendo el famoso traje regional istmeño llamado huipil.
Por un tiempo se esforzó para conquistar a la joven Y después consiguió la aprobación de los padres y casarse con ella. Pero los vientos de la revolución soplaron en Oaxaca (1911/1912) y antes de irse a la guerra, le dijo algo como esto:
“Recuerdo el día que fuimos al río y las flores del campo parecían llorar
Contigo las nubes de mi cielo no son nada, incluso el solo compite con tu sonrisa.
La guerra me está llamando por que La Paz de nuestro país ha sido robada
Volveré a ti y por nuestra futura familia nunca dejaré de amarte
En esta vida y en la muerte”.

Finalmente el día de partir llegó y cuando él se despedía de ella, el llanto corrió por sus ojos y los suspiros de dolor invadían el rostro de su amada.
Mientras hablaba con ella Le tomaba ambas manos al mismo tiempo que la limpiaba con las suyas, las lágrimas que caían por las mejillas de su esposa y entonces la llamo “llorona” por ella no paraba de llorar sabiendo que quizás, no volvería a su esposo. Besos y promesas volaron por el aire y el juro que volvería por ella de la vida y la muerte con impunidad total. Ella también esperarlo sin importar lo que sucediera.
Muchas persona de la época conocían a la pareja y se consternaron por ellos. El chavo se fue a la guerra pero nunca regresó. Tiempo después un amigo mutuo de ellos regresó al pueblo y le dijo: tu esposo fue alcanzado por la
Balas y las heridas eran tan terribles que fue imposible salvarlo. Pero mientras agonizaba me pidió que te dijera que siempre te amara y que por favor lo perdones. Aquí una carta que me dio para ti.

Extractos de esa carta decían algo como esto:

Salías del templo un día llorona cuando al pasar yo te vi
Hermoso huipil llevabas llorona que la Virgen te creí
En el cielo nace el sol mi llorona y en el mar nace la luna y en mi corazón nace llorona
Quererte como ninguna
Aunque me cueste la vida llorona
No dejare de quererte

Ay de mi llorona
Llorona tú eres mi xhunca
Me pedirán dejar de quererte llorona
Pero de quererte nunca
No creas que te canto llorona
Tengo el corazón alegre
También de dolor se canta llorona
Cuando llorar no se puede
No llores prenda querida
Te esperare en el horizonte cada madrugada.

Está por más decir, ella lloraba todo el tiempo por esa carta y nunca volvió a casarse por que esperaba reunirse con su amado en el paraíso y cumplir con su promesa.
El bebé de ellos nació una semana después de la noticia y cada 30 de octubre cenaban juntos. Una esposa y un hijo en la tierra de los vivos y un esposo del reino de los muertos, hasta que la gran águila los junto nuevamente. El tiempo pasó y la historia fue escrita como una canción flolklorica local y ha sobrevivido todo este tiempo.
Quien diga que esta canción trata acerca de la llorona azteca engañada que ahogó a sus hijos en el rio está mintiendo. La llorona zapoteca es una historia de amor , una triste historia de amor.



Gabriel Dutra

(Versión Original)

No se que tienen las flores, Llorona,
las flores del campo santo.
No se que tienen las flores, Llorona, las flores del campo santo.

Que cuando las mueve el viento, Llorona,
parece que estan llorando.
Que cuando las mueve el viento, Llorona,
parece que estan llorando.

Ay de mi llorona, Llorona, tú eres mi xhunca.
Ay de mi llorona, Llorona, tú eres mi xhunca.

Me quitaran de quererte, Llorona,
pero de olvidarte nunca.
Me quitaran de quererte llorona,
pero de olvidarte nunca.

A un Santo Cristo de fierro, Llorona,
mis penas le conte yo.
A un Santo Cristo de fierro, Llorona,
mis penas le conte yo.

Cuales no serian mis penas, Llorona,
que el Santo Cristo lloro.
Cuales no serian mis penas, Llorona,
que el Santo Cristo lloro.

Ay de mi, Llorona, Llorona, que un campo lirio.
Ay de mi, Llorona, Llorona, que un campo lirio

El que no sabe de amores, Llorona,
no sabe lo que es martirio.
El que no sabe de amores, Llorona,
no sabe lo que es martirio.

Dos besos llevo en el alma, Llorona,
que no se apartan de mi.
Dos besos llevo en el alma, Llorona,
que no se apartan de mi.

El ultimo de mi madre, Llorona, y el primero que te di.
El ultimo de mi madre, Llorona, y el primero que te di.

Ay de mi llorona, Llorona, llevame al rio.
Hay de mi llorona, Llorona, llevame al rio.

Tapame con tu rebozo, Llorona,
porque me muero de frio.
Tapame con tu rebozo, Llorona,
porque me muero de frio.


(Versão em português BR)

Não sei o que tem com as flores, Chorona, as flores do campo santo.
Não sei o que tem com as flores, Chorona, as flores do campo santo.

Que quando o vento as sopra, Chorona, parece que estão chorando.
Que quando o vento as sopra, Chorona, parece que estão chorando.

Ai da minha chorona, Chorona, você é minha pequena.
Ai da minha chorosa, Chorona, você é minha pequena.

Me faram deixar de te amar, Chorona, mas te esquecer jamais.
Me faram deixar de te amar, Chorona, mas te esquecer jamais.

Para um Santo Cristo de Ferro, Chorona, Minhas tristezas eu disse a ele.
Para um Santo Cristo de Ferro, Chorona, Minhas tristezas eu disse a ele.

Quais não seriam minhas tristezas, Chorona,
Que o Santo Cristo chorou.
Quais não seriam minhas tristezas, Chorona, Que o Santo Cristo chorou.

Aí de minha chorona, Chorona, que um campo de lírios.
Aí de minha chorona, Chorona, que um campo de lírios.

Aquele que não sabe sobre o amor, Chorona, Não sabe o que é o martírio.
Aquele que não sabe sobre o amor, Chorona, não sabe o que é o martírio.

Dois beijos levo em minha alma, Chorona, que não se desatam de mim.
Dois beijos levo em minha alma, Chorona, que não se desatam de mim.

O último de minha mãe, Chorona, e o primeiro que eu te dei.
O último de minha mãe, Chorona, e o primeiro que eu te dei.

Ai de mim, Chorona, Chorona, leve-me ao rio.
Ai de mim, Chorona, Chorona, leve-me ao rio.

Me cubra com a sua manta, Chorona, porque estou morrendo de frio.
Me cubra com a sua manta, Chorona, porque estou morrendo de frio.



Irvin Cuellar

Historia de la llorona zapoteca.

La llorona es una canción zapoteca escrita y nacida en la comunidad zapoteca del istmo de Tehuantepec, Oaxaca.
Cuenta la historia que un joven de Tehuantepec fue a una fiesta en la comunidad vecina llamada Juchitan y ahí conoció a una chica tan hermosa que salía de la iglesia vistiendo el famoso traje regional istmeño llamado huipil.
Por un tiempo se esforzó para conquistar a la joven Y después consiguió la aprobación de los padres y casarse con ella. Pero los vientos de la revolución soplaron en Oaxaca (1911/1912) y antes de irse a la guerra, le dijo algo como esto:
“Recuerdo el día que fuimos al río y las flores del campo parecían llorar
Contigo las nubes de mi cielo no son nada, incluso el solo compite con tu sonrisa.
La guerra me está llamando por que La Paz de nuestro país ha sido robada
Volveré a ti y por nuestra futura familia nunca dejaré de amarte
En esta vida y en la muerte”.

Finalmente el día de partir llegó y cuando él se despedía de ella, el llanto corrió por sus ojos y los suspiros de dolor invadían el rostro de su amada.
Mientras hablaba con ella Le tomaba ambas manos al mismo tiempo que la limpiaba con las suyas, las lágrimas que caían por las mejillas de su esposa y entonces la llamo “llorona” por ella no paraba de llorar sabiendo que quizás, no volvería a su esposo. Besos y promesas volaron por el aire y el juro que volvería por ella de la vida y la muerte con impunidad total. Ella también esperarlo sin importar lo que sucediera.
Muchas persona de la época conocían a la pareja y se consternaron por ellos. El chavo se fue a la guerra pero nunca regresó. Tiempo después un amigo mutuo de ellos regresó al pueblo y le dijo: tu esposo fue alcanzado por la
Balas y las heridas eran tan terribles que fue imposible salvarlo. Pero mientras agonizaba me pidió que te dijera que siempre te amara y que por favor lo perdones. Aquí una carta que me dio para ti.

Extractos de esa carta decían algo como esto:

Salías del templo un día llorona cuando al pasar yo te vi
Hermoso huipil llevabas llorona que la Virgen te creí
En el cielo nace el sol mi llorona y en el mar nace la luna y en mi corazón nace llorona
Quererte como ninguna
Aunque me cueste la vida llorona
No dejare de quererte

Ay de mi llorona
Llorona tú eres mi xhunca
Me pedirán dejar de quererte llorona
Pero de quererte nunca
No creas que te canto llorona
Tengo el corazón alegre
También de dolor se canta llorona
Cuando llorar no se puede
No llores prenda querida
Te esperare en el horizonte cada madrugada.

Está por más decir, ella lloraba todo el tiempo por esa carta y nunca volvió a casarse por que esperaba reunirse con su amado en el paraíso y cumplir con su promesa.
El bebé de ellos nació una semana después de la noticia y cada 30 de octubre cenaban juntos. Una esposa y un hijo en la tierra de los vivos y un esposo del reino de los muertos, hasta que la gran águila los junto nuevamente. El tiempo pasó y la historia fue escrita como una canción flolklorica local y ha sobrevivido todo este tiempo.
Quien diga que esta canción trata acerca de la llorona azteca engañada que ahogó a sus hijos en el rio está mintiendo. La llorona zapoteca es una historia de amor , una triste historia de amor.



Fazi S.

The Weeping Woman (long version)

I don’t know what the flowers have, weeping woman,
The flowers in the graveyard
I don’t know what the flowers have, weeping woman,
The flowers in the graveyard
 
But when the winds sways them, weeping woman,
It looks like they are crying.
But when the winds sways them, weeping woman,
It looks like they are crying.
 
Poor me, weeping woman; weeping woman, you are my yunca1
Poor me, weeping woman; weeping woman, you are my yunca.
 
They will make me stop loving you; weeping woman,
But they will never make me forget you.
They will make me stop loving you; weeping woman,
But they will never make me forget you.
 
To an iron Holy Christ, weeping woman,
I told my sorrows;
To an iron Holy Christ, weeping woman,
I told my sorrows;
 
What my sorrows would be, weeping woman,
That the Holy Christ wept.
What my sorrows would be, weeping woman,
That the Holy Christ wept.
 
Poor me, weeping woman; weeping woman in a field of lilies.
Poor me, weeping woman; weeping woman in a field of lilies.
 
He who doesn’t know about love, weeping woman,
Doesn’t know what martyrdom is.
He who doesn’t know about love, weeping woman,
Doesn’t know what martyrdom is.
 
Two kisses I carry in my soul, weeping woman,
That never part from me:
Two kisses I carry in my soul, weeping woman,
That never part from me:
 
My mother’s last one, weeping woman,
And the first I gave to you.
My mother’s last one, weeping woman,
And the first I gave to you.
 
Poor me, weeping woman; weeping woman, take me to the river.
Poor me, weeping woman; weeping woman, take me to the river.
 
Cover me with your cape, weeping woman,
Because the cold is killing me.
Cover me with your cape, weeping woman,
Because the cold is killing me.
 
Everybody calls me the black man, weeping woman,
Black but affectionate.
Everybody calls me the black man, weeping woman,
Black but affectionate.
 
I am like the green pepper, weeping woman,
Hot but flavorful.
I am like the green pepper, weeping woman,
Hot but flavorful.
 
Poor me, weeping woman, weeping woman, weeping woman;
Take me to the river, cover me with your cape, weeping woman,
Because the cold is killing me.
If, because I love you, you want me, weeping woman,
You want me to love you more;
If I have already given you my life, weeping woman,
What else do you want? Do you want more?
credit : https://lyricstranslate.com



David De La Luz

English

I don't know what the flowers have, Llorona,
The flowers of the holy field.
I don't know what the flowers have, Llorona, the flowers of the holy field.

That when the wind moves them, Llorona,
It seems they are crying.
That when the wind moves them, Llorona,
It seems they are crying.

Woe to my weeping woman, Llorona, you are my xhunca.
Woe to my weeping woman, Llorona, you are my xhunca.

They will take me away from loving you, Llorona,
But never forget you
They will take me away from loving you crying
But never forget you

To a Holy Christ of Iron, Llorona,
My sorrows I told him.
To a Holy Christ of Iron, Llorona,
My sorrows I told him.

Which would not be my sorrows, Llorona,
That the Holy Christ wept.
Which would not be my sorrows, Llorona,
That the Holy Christ wept.

Woe to me, Llorona, Llorona, than a lily field.
Woe to me, Llorona, Llorona, than a lily field

The one who doesn't know about love, Llorona,
He doesn't know what martyrdom is.
The one who doesn't know about love, Llorona,
He doesn't know what martyrdom is.

Two kisses I have in my soul, Llorona,
That do not depart from me.
Two kisses I have in my soul, Llorona,
That do not depart from me.

My mother's last one, Llorona, and the first one I gave you.
My mother's last one, Llorona, and the first one I gave you.

Woe to my weeping woman, Llorona, take me to the river.
There is my crybaby, Llorona, take me to the river.

Cover me with your rebozo, Llorona,
Because I'm dying of cold
Cover me with your rebozo, Llorona,
Because I'm dying of cold



Danny Hurley

The story to the song goes as follows...(relayed to me by a Mexican friend)
There was once a beautiful, exquisite and meek young girl in the village. The most beautiful girl in the village. But she was poor and naive, and didn't recognise here own beauty, although everyone in the village did, and admired her for her innocence.
One day a powerful nobleman rode through, and was stopped dead in his tracks at her beauty, and knew he would have to win her heart and marry the young woman. He had travelled the world, but had never before seen such beauty. He bought her gifts, flattered her by telling her how beautiful she was, and eventually proposed knowing he had won her heart.
She gracefully accepted, they married and started a family.
But the nobleman would spend months and years away, and each time he returned he spent less time flattering his now ageing wife, and more time with their children.
She was growing old, and her beauty was fading.
One day, the nobleman, before returning from a long journey, sent a letter informing her of his new, younger, more beautiful bride, and told the woman they where to be divorced.
In her anger and jealousy, and wishing to hurt her husband as much as possible, she took her children down to the sea and drowned them. Allowing the waters to take their corpses.
Upon his return, the nobleman asked to see his children, whom he loved and doted upon, and the woman instantly dropped to her knees, begging for his and God's forgiveness, admitting to what she had done.
The nobleman told her, neither he or God could ever forgive her until he had the corpses of his children in front of him and to be buried.
She went down to the waters and searched drastically for their bodies, but could not find them.
Now she wanders the villages, eternally, as an old, dishevelled woman, crying for her children at night.
She takes any children she finds, in an attempt to pass them off as her own.
If you hear her cries when walking alone at night time, you must turn back and run home as fast as can, before she takes you in an attempt for forgiveness by God.
...
...
Don't know whether it's true or not, but one hell of a tale! 😎
🤔
Either a way of Mexican women of telling their children to be home on time... Or their husbands, "if you ever leave me, I kill the kids!" 😆😅😂🤣
Maybe both?



All comments from YouTube:

Enrique Delgado

esta mujer nació en costa rica y cuando le preguntaron por que decía que era mexicana , ella dijo que los mexicanos nacemos donde nos da la chingada gana , idola

COMER MILITANTE NA PORRADA

mama my uevo?

Jaime Vargas

@Bikes Music Books Adonde sacaste que ella pidiera perdon a CR?

Jaime Vargas

@Paulo Cesar Cristancho Rendon Lat Am el continente fallido.

Michell Palma

Un territorio, un país, una frontera solo forma parte de la geografía. La filosofía de vida y cultura de cada uno siempre estará inerte, no importa el lugar donde se nace, si no los principios y aportes que brindemos a la cultura que cobija cada rincón del planeta.

Karina Castillo

@HelloYai ajsjajs asi es

59 More Replies...

daniel arias uribe

Me recuerda al único amor de mi vida, se murió a los 32 años éramos de la misma edad. Ahora tengo 55 y no hay día que no recuerdo Eduardo José Serrano brindo por ti y por el encuentro algún dia

Mouici Sami

Ojala en el paraiso inchallah

Pedro Lencero

@Espina Que lo encuentres. . Pero recuerda, nadie muere mientras se le recuerde. Besos y abrazos desde España

Espina

Grácias

More Comments

More Videos